miércoles, diciembre 30, 2009

Electricistas vetados laboralmente

“Los trabajadores del SME estamos vetados al menos 3 años para laborar en cualquier dependencia pública, hasta que termine este sexenio. Es una verdadera cacería, no nos dan trabajo en ningún lado, es tremendo para nosotros y la familia”, dice Eduardo Cortés Carrasco, quien tenía 19 años cumplidos de antigüedad en Luz y Fuerza –en la subgerencia comercial de la sección de agencias foráneas, ya se liquidó y no ha encontrado ninguna opción para laborar.

Cortés Carrasco se reincorporó a la lucha y apoya todas las acciones de movilización política y social. Dice que la brutal campaña que emprendió el gobierno de Calderón para justificar la extinción de LFC ha traído consecuencias nefastas para los trabajadores despedidos, en ningún lugar los quieren contratar.

Como se ha referido en varios medios, a los electricistas los tienen vetados en empresas privadas, y ahora, narra este trabajador, también están impedidos de trabajar en cualquier oficina gubernamental. Me he enterado de diversos trabajos en instancias públicas e incluso acudí al Departamento del Limpia del GDF y en todos lados nos dicen que tenemos que esperar a que se acabe el sexenio, porque no hay trabajo para nosotros, (los integrantes del SME) que estamos vetados.

Doble estigma

A cualquier lugar donde piden trabajo, aun cuando no digan que son de LFC, inmediatamente localizan nuestro registro por medio del IMSS y nos bloquean. Nos tratan peor que si fuéramos egresados del reclusorio, dice, y añade que el gobierno ha engañado, manipulado la información y actuado no sólo con total ilegalidad, sino con infamia hacia ellos.

Las liquidaciones fueron violentadas, ya que no se dieron conforme al salario base que tenían en nómina, ni contabilizaron el total de sus años trabajados, por ello, con todo y el famoso bono, nos escamotearon 40% del monto que nos correspondía de las liquidaciones; además, fue un engaño la promesa de que aquellos que se liquidaran primero serían contratados, y las franquicias no están funcionando, porque no hay mercado para ningún negocio y las liquidaciones apenas alcanzaron para pagar algunas deudas, rentas o colegiaturas.

El único camino que les están dejando a los electricistas es la economía informal, porque hay una verdadera cacería de trabajadores.

Cortés en 19 años de trabajo sólo tuvo 2 faltas, ahora, al igual que muchos otros que ya cobraron su cheque, interpuso un amparo individual contra su liquidación y se volvió a sumar a la lucha del SME, incluso este trabajador está en el campamento ubicado en Paseo de la Reforma.

El gobierno federal no se puso a considerar las consecuencias sociales y económicas de su determinación, no le importa los trabajadores y el pueblo, sólo los intereses de los empresarios, concluye.


1 comentario:

  1. yo te apoyo lalo por qu te conosco y eres buen cuate

    ResponderEliminar

Aquí puedes dejar un comentario